Como mejorar la reputación de tu dominio – PARTE 1

Cuando empezamos a buscar trabajo, en algún momento nos pasa que nos encontramos en la agradable posición de “no tenés trabajo porque te falta experiencia o no tenés experiencia porque te falta trabajo”: Antes de que empiecen a pensar que me fuí de tema, vamos al punto: con la reputación pasa lo mismo. Cuando tenemos una mala reputación y queremos hacer algo para mejorarla es fácil encontrarnos en un callejón sin salida: Mis mails no se entregan bien porque tengo una mala reputación, pero no puedo mejorarla porque mis mails no se entregan bien.

La realidad es que puede parecer así pero no lo es tanto, una reputación siempre se puede recuperar. La cruel realidad es que puede llevar mucho tiempo y habrá que tomar decisiones que nadie quiere tomar. Es ahí donde surge la idea de cambiar de dominio, como una especie de “borrón y cuenta nueva” o pateo de tablero digital.

El dominio o la gallina

Una de las soluciones más aplicadas ante un problema de reputación es el cambio de dominio. Con todo lo que esto implica. Si tu negocio es pequeño y/o simple, muy probablemente implique pocos pasos. Pero si sos parte de una empresa mucho más grande, probablemente lleve un gran procedimiento con costos y toma de decisiones que agregan tiempo a un procedimiento ya de por si engorroso.

Es por eso que me parece de extrema importancia que conozcan porque no es la solución ideal ni mucho menos:

El gran problema con cambiar de dominio se puede explicar con este simple ejemplo: imaginemos que yo soy el peor conductor del universo (es solo a título imaginativo, mis dotes de manejo son envidiables y solo comparables a esto). Arranco en segunda, freno con el freno de mano en todas las esquinas y me gusta correr picadas en reversa. Muy probablemente mi auto se autodestruya en tiempo record. Cambiar de dominio sería igual a intentar resolver mi problema de manejo cambiando el auto. Si no arreglo el problema de fondo, muy probablemente termine con un poste en la frente, independientemente de que auto tenga.

Mala reputación

Lo que tenemos que saber es que la reputación se cae por malas prácticas y así como podemos mejorarla, se puede arruinar muchísimo más rápido. Con una sola macana. Sea con el dominio de siempre o con uno nuevo.

De hecho, un dominio nuevo está mucho más expuesto, porque no tiene una reputación formada aún. Entonces, los servidores que reciban emails de este dominio los tratarán como nuevos y por lo tanto: sospechosos. Un envío con pocas interacciones, con muchos errores o a un volumen extraordinario los va a colocar inmediatamente en la bandeja de SPAM.

Más vale malo conocido que bueno por conocer

Si los convencí con la charla de no cambiar de dominio, lo importante es saber que tener una buena reputación es algo que va a llevar tiempo y dedicación (y, sobre todo, mucho temple para evitar los caminos fáciles). Y seguir estos pasos:

  1. Implementar métodos rigurosos para incorporar contactos nuevos a tus listas. Como este.
  2. Segmentar tus envíos en distintos tipos de contenido de acuerdo a lo que puedas ofrecer y permitir al usuario elegir entre esos contenidos.
  3. Ser siempre directo y concreto con el tipo de comunicación que se va a tener (frecuencia y contenidos). Como este caso.
  4. Eliminar los contactos inactivos de tus envíos (todo lo que haya sido inactivo durante los últimos 6 meses debería considerarse como un riesgo. OJO que esto puede variar de acuerdo a su frecuencia y tipo de envíos).
  5. Mantener un ojo vigilante en las métricas principales de los reportes en busca de señales de problemas. Ante un cambio negativo en sus métricas: dejen de hacer lo que hicieron! Sigan esta guía para simplificar este paso en minutos.

Si siguen estos pasos a rajatabla, van a ver cómo sus métricas empiezan a mejorar y con eso la calificación general de su base, y con eso la entrega. No se preocupen si no tienen las métricas que esperaban en sus primeros envíos “limpios”, dense tiempo y denle una oportunidad a esta práctica.

Lo importante aquí es que se den la oportunidad de testear cómo es y qué efecto tiene en la entrega el enviar pocos pero efectivos emails. Se los dice alguien que envía solo 500 emails por mes, pero tiene un 114% de interacciones =)

Comentarios?

Comentarios

Recibir notas al mail

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Archivo